Plantas venenosas para gatos: guía de supervivencia

Si en tu casa hay gatos, seguro que has pensado en más de una ocasión en las cosas que pueden suponer un peligro para ellos. Hoy vamos a hablar de plantas tóxicas para gatos. Incluso mortales, en ocasiones. En otro artículo, hacíamos un repaso por las plantas seguras en un hogar con mascotas, que puede serte útil si buscas dar un tono natural a tu casa. Si ya tienes plantas, te contamos un poco más sobre algunas de ellas, habituales e inofensivas a primera vista.

Cuesta pensar que una planta, inmóvil, tranquila, pueda ser dañina para nuestros michis. Cuando Noa llegó a mi casa mi pensamiento era justo el contrario. Pensé que mi gatita era la peligrosa para mis plantas. Las alejé de su vista y de lo que me parecía un lugar de alcance natural. Di por hecho que no llegaría a saltar, por ejemplo, a una cómoda de más de un metro de alto ni de coña. Me quedé tranquilo. A las pocas semanas empecé a observar que mi Zamioculca, una planta durísima, de la que hablo más abajo, con unos 5 años de vida empezaba a presentar agujeritos en sus hojas. Como no soy un gran cuidador de plantas, di por hecho que alguna plaga estaría comenzando a acabar con ella. Después, empecéa ver hojas por el suelo y, un día, pillé a Noa clavando comillos, como un vampiro en prácticas en las hojas de mi querida planta. Cuando eres como yo con las plantas, a una duperviviente de cinco años le coges mucho cariño.

En ese momento pasó por primera vez por mi cabeza el pensamiento de que una planta podía ser tóxica para mi gata, y así comencé a investigar sobre esa y otras plantas que tenía en casa. No pasó nada, a pesar de que la Zamioculca no es una buena planta para tus mascotas, pero no está de más ser precavido con ellas, porque decirle a tu gato que «no muerda ahí» no va a funcionar.

15 plantas tóxicas para gatos

He seleccionado 15 de las plantas venenosas para gatos más habituales en casa, especialmente por la facilidad que tenemos para acceder a ellas en el mercado. Seguro que la mayoría te suenan y, quizá, hasta tengas alguna. Descúbrelas, para que puedas tomar precauciones.

1. Lirios (Lilium spp.)

Lirios (Lilium) - Plantas venenosas para gatos

Los lirios tienen flores grandes y vistosas que pueden ser de varios colores, incluyendo blanco, amarillo, rosa y anaranjado.

Son extremadamente peligrosos para los gatos. Todas las partes de la planta, incluido el polen, pueden causar insuficiencia renal aguda si se ingieren o incluso si el gato se lame a sí mismo el polen que desprende la planta sobre su propio pelaje. Los síntomas incluyen vómitos, letargo y falta de apetito. Imagina que tu gato se roza con un lirio y luego se lame el pelaje; esto puede ser suficiente para enfermarlo gravemente. Es mejor evitar cualquier tipo de lirio en casa.

2. Azaleas y rododendros (Rhododendron spp.)

Azalea - plantas tóxicas para gatos
Azalea, una planta tóxica para gatos
Rodoendro - plantas tóxicas para gatos
Rodoendro, una planta venenosa para gatos

Las azaleas y rododendros son arbustos que producen flores vibrantes en colores como rosa, rojo, blanco y púrpura.

Estas plantas contienen grayanotoxinas, que son compuestos químicos que afectan el sistema nervioso de los gatos, causando vómitos, diarrea y problemas cardíacos. Incluso pequeñas cantidades pueden resultar en síntomas graves. Las azaleas son muy comunes en jardines y también en interiores por su belleza, pero son una trampa mortal para los gatos curiosos.

💡  10 plantas de interior no tóxicas para gatos

3. Hortensia (Hydrangea spp.)

Hortensia - una planta venenosa para gatos

Las hortensias son arbustos con grandes cabezas florales que pueden ser azules, rosas, púrpuras o blancas, dependiendo del pH del suelo.

Son plantas ornamentales populares, pero tóxicas para los gatos. Contienen glucósidos cianogénicos, que al ser ingeridos, pueden convertirse en cianuro, causando vómitos, diarrea y dolor abdominal. Aunque sus flores grandes y coloridas son atractivas, es mejor mantenerlas fuera del alcance de tu felino.

4. Aloe vera (Aloe vera)

Aloe Vera - Planta no segura para gatos

El aloe vera tiene hojas carnosas y puntiagudas que contienen un gel medicinal.

Aunque es beneficioso para los humanos, el aloe vera es tóxico para los gatos. Contiene saponinas y antraquinonas, que pueden causar vómitos, diarrea y cambios en el color de la orina. Es muy común tener aloe vera en casa por sus propiedades medicinales, pero asegúrate de que tu gato no pueda masticar sus hojas.

5. Monstera (Monstera deliciosa)

Monstera - Una de las plantas tóxicas para gatos

La monstera es conocida por sus grandes hojas verdes con perforaciones naturales.

Puede causar irritación oral, dificultades respiratorias y problemas digestivos en los gatos que mastican sus hojas debido a los oxalatos de calcio que contienen. Esta planta es conocida por sus grandes hojas perforadas, pero es mejor evitarla si tienes gatos.

6. Flor de Pascua (Euphorbia pulcherrima)

Flor de Pascua - Plantas venenosas para gatos

La flor de Pascua es una planta popular en Navidad, conocida por sus hojas rojas brillantes.

Muy popular durante las fiestas, es tóxica para los gatos. Contiene saponinas que pueden causar irritación en la boca, vómitos y diarrea. Estas plantas son atractivas en Navidad, pero asegúrate de colocarlas en un lugar donde tu gato no pueda alcanzarlas.

7. Ciclamen (Cyclamen spp.)

CIclamen - Plantas tóxicas para gatos

El ciclamen tiene flores delicadas y coloridas que se elevan por encima de su follaje en forma de corazón.

Contiene, al igual que la Flor de Pascua, saponinas que pueden causar vómitos, diarrea y problemas respiratorios en los gatos si ingieren partes de la planta. Sus flores coloridas pueden ser un peligro tentador para los gatos que les gusta masticar plantas.

8. Narcisos (Narcissus spp.)

Narcisos - Plantas venenosas para gatos

Los narcisos son plantas bulbosas con flores amarillas o blancas en forma de trompeta. Son bonitos, pero peligrosos para los gatos.

Contienen alcaloides que pueden causar vómitos severos, diarrea y trastornos del equilibrio. Los bulbos son especialmente tóxicos, así que ten mucho cuidado si decides plantar estos en casa.

9. Ficus (Ficus spp.)

Ficus - Plantas venenosas para gatos

El ficus es una planta de interior común con hojas brillantes y puede variar desde arbustos pequeños hasta árboles más grandes.

Puede causar irritación de las mucosas, vómitos y diarrea en los gatos si ingieren sus hojas. Aunque son populares por ser fáciles de cuidar, es mejor mantenerlos fuera del alcance de tu gato.

10. Poto (Epipremnum aureum)

Poto - Plantas venenosas para gatos

El poto es una planta trepadora con hojas en forma de corazón que puede tener marcas blancas o amarillas.

Es conocido por su capacidad trepadora, pero si un gato ingiere sus hojas, puede sufrir irritación y ardor en la boca, así como vómitos y dificultades para tragar debido a los oxalatos de calcio. Esta planta es muy común en interiores por su resistencia y facilidad de cuidado, pero representa un riesgo para los gatos.

11. Zamioculca (Zamioculcas zamiifolia)

Zamioculca - plantas venenosas para gatos

La zamioculca, o «planta ZZ», tiene hojas gruesas y brillantes que crecen en tallos largos y rectos.

Todas sus partes son tóxicas para los gatos y pueden causar vómitos, diarrea y dolor abdominal. Mantén esta planta fuera del alcance de los gatos o elige alternativas no tóxicas para decorar tu hogar.

12. Drácena (Dracaena spp.)

Dracaena - Planta venenosa para gatos

Las drácenas tienen hojas largas y delgadas, a menudo con bordes coloridos.

💡  10 alimentos tóxicos para gatos y otros que debes evitar

Son tóxicas para los gatos y la ingestión puede causar vómitos (a veces con sangre), pérdida de apetito y salivación excesiva debido a las saponinas presentes en la planta. Coloca la drácena en áreas inaccesibles para los gatos o considera plantas seguras para mascotas.

13. Espatifilo (Spathiphyllum spp.)

Espatifilo - Plantas venenosas para gatos

El espatifilo, o «Lirio de la Paz», tiene hojas grandes y brillantes y produce flores blancas distintivas.

Es tóxico para los gatos. La ingestión puede causar irritación oral, salivación excesiva y dificultades para tragar debido a los oxalatos de calcio. Mantén el espatifilo fuera del alcance de los gatos o elige plantas no tóxicas para interiores.

14. Jacinto (Hyacinthus spp.)

Jacinto - Planta no segura para gatos

Los jacintos son conocidos por sus racimos densos de flores fragantes que vienen en una variedad de colores.

Pueden causar babeo, vómitos, diarrea, depresión y temblores en los gatos si se ingieren. La parte más tóxica son los bulbos, que contienen oxalatos de calcio y pueden ser muy peligrosos, así que ten mucho cuidado si decides plantar jacintos en casa.

15. Amarilis (Amaryllis spp.)

Amaryllis - Plantas venenosas para gatos

El amarilis tiene un tallo alto y robusto con grandes flores en forma de trompeta que pueden ser rojas, rosas, blancas o naranjas.

Esta planta es tóxica para los gatos, ya que contiene licorina, un alcaloide que puede causar vómitos, diarrea, dolor abdominal, temblores y, en casos graves, disminución de la presión arterial y convulsiones. Es mejor mantener esta planta fuera del alcance de los gatos o considerar otras opciones no tóxicas para decorar tu hogar.

Otras plantas venenosas para gatos

Además de las 10 plantas mencionadas, hay otras que también pueden ser peligrosas para los gatos:

  • Dieffenbachia: Contiene cristales de oxalato de calcio que pueden provocar irritación oral, salivación excesiva y dificultad para tragar.
  • Crisantemos y margaritas (Chrysanthemum spp.): Pueden causar vómitos, diarrea, hipersalivación y dermatitis.
  • Marihuana (Cannabis sativa): Puede causar desorientación, falta de coordinación, vómitos, diarrea, y en casos extremos, convulsiones y coma.

¿Qué hacer si tu gato ha ingerido una planta venenosa?

Si sospechas que tu gato ha ingerido o mordisqueado una de estas plantas tóxicas, debes prestar atención para actuar rápidamente:

  1. Identifica la planta: Saber exactamente qué planta ha ingerido tu gato, en caso de que necesites acudir al veterinario, para determinar el tratamiento más adecuado.
  2. Retira cualquier resto: Si aún quedan restos de la planta en la boca o el cuerpo de tu gato, retíralos con cuidado para evitar que ingiera más.
  3. Contacta a tu veterinario: Si percibes en tu gato sensación de malestar, llama a tu veterinario inmediatamente. Describe los síntomas y proporciona la información sobre la planta ingerida. Los síntomas comunes de intoxicación incluyen vómitos, diarrea, salivación excesiva, dificultad para respirar y letargo.
  4. No induzcas el vómito sin instrucciones: No intentes inducir el vómito en tu gato a menos que el veterinario te lo indique, ya que esto podría empeorar la situación.
  5. Sigue las instrucciones del veterinario: El veterinario puede recomendar llevar a tu gato a la clínica para recibir tratamiento. Este puede incluir medicamentos para inducir el vómito, administrar carbón activado para absorber toxinas, o tratamientos de soporte como fluidos intravenosos y medicamentos para proteger los órganos afectados.

Consejos para proteger a tus gatos

  1. Investigación: Antes de traer una nueva planta a casa, investiga si es segura. Yo siempre lo compruebo desde la tienda.
  2. Ubicación: Coloca las plantas tóxicas en lugares inaccesibles para los gatos. Aunque todos sabemos que de estos hay pocos.
  3. Plantas seguras: Opta por plantas no tóxicas como la menta gatera, la orquídea o la bromelia.

Mantener a tus gatos a salvo es una prioridad, y estar informado sobre las plantas tóxicas es un paso crucial. Espero que esta guía te haya sido útil y te ayude a prevenir cualquier incidente con tus amigos felinos. ¡Cuida de tus gatos y disfruta de un hogar seguro y verde!

Arsenio Coto
Arsenio Coto
Especialista en Growth, aprendiz de gatos. Poco a poco formándome como especialista en comportamiento felino con varios cursos. Escribo para aprender y dar respuesta a los cientos de preguntas que me hago desde que Noa 🐱 y Flea 🐱 llegaron a mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *