Transportines para gatos (y el favorito de Noa)

Si eres de las personas que viajan, pero no sin tu mascota, en este artículo vamos a analizar los mejores transportines para gatos. El transportín es un básico de la lista de cosas que necesitas cuando tienes gato. Cada vez que tengas una visita al veterinario, por ejemplo, necesitarás uno. 

No sé cuánto de moderno tenemos en España, pero en lo que se refiere a pasear gatos  por la calle puedo decir que he contado más camaleones, cerdos vietnamitas, hurones y demás especies que gatos. 

Los michis, como animales que necesitan sentir la situación controlada, viajan mucho más tranquilos en una bolsa transportín donde sienten que pueden recogerse del público y reducir ansiedad.

Piensa para qué necesitas el transportín 

No es lo mismo un transportín para un apuro que un transportín de gato para viajar en avión o en coche. Si vas a viajar en serio, los transportines rígidos se consideran más seguros. Como comprador exigente y porque quiero lo mejor para mi gata, he analizado varias opciones del mercado, entre ellas mi preferida, para ayudarte a decidir ¿Cómo escoger el transportín para el gato?  

Si lo prefieres, en otro artículo hemos hablado de nuestras mochilas-transportín favoritas para llevar a la espalda.

Qué considerar para elegir transportín para gatos

Comodidad

Lo primero que tenemos que pensar es en la comodidad de nuestro gato. Es posible que viajemos en autobús, en coche, o incluso en avión durante algunas horas y, para eso, la comodidad del gato es algo que tendremos muy en cuenta. 

Por ejemplo, aunque a nosotros nos pueda parecer una ventaja, tener una visión de 360 grados desde el interior es algo que puede generarle estrés por exposición, así que no te lo voy a recomendar. En mis paseos con Noa al veterinario siempre se esconde en una esquinita del transportín desde donde no puede ver el exterior. Así, se siente así invisible y reduce su nivel de estrés.

A medida que los gatos crecen van también aumentando su peso. Que puedas cruzar la bolsa como una bandolera o que las asas sean cómodas es algo a lo que deberías prestar atención. 

Portabilidad

Por otro lado, la portabilidad es importante, especialmente en traslados o para guardarlo. Como no lo utilizarás constantemente es una buena opción que puedas recogerlo sin que ocupe demasiado. En este sentido, te recomendamos que elijas un modelo plegable, que podrás guardar en casa cómodamente cuando no lo estés utilizando.

Lavable

El transportín debe ser fácil de lavar, por lo que los materiales recomendados podrían ser tela o plástico rígido. Algunos incorporan una almohadilla interior extraíble que podrás meter en la lavadora y dejar como nueva en un momento.

Impermeable

Es otra opción a tener en cuenta. Muchos transportines cuentan con una ventilación superior que hacen que pueda pasar algo de agua al interior. No es nada catastrófico si buscas transportín para gato y no para un Gremlin. 

Tamaño de transportín

Es evidente, pero debe ser lo suficientemente amplio como para que tu gato pueda levantarse y tumbarse. Si vas a viajar en avión, infórmate con tu compañía para conocer las medidas requeridas.

Seguridad

Todos los transportines cuentan con una cremallera o cerradura que impide a nuestro michi abrir desde dentro. Algunos incorporan un arnés extra de seguridad, para que tu gato pueda sentirse como el prisionero de una cárcel de máxima seguridad. Además, debe tener capacidad de ventilación y transpiración. Utilizar una bolsa de deporte puede ser una idea que acabe mal. Hay soluciones realmente económicas y no merece la pena.

Selección de transportines para gatos

Hemos preparado una lista con 5 opciones que cumplen estas características, obviamente. A partir de aquí, entra en juego tu presupuesto y tu gusto personal. Vamos a verlos.

Transportín Morpilot

Este es mi transportín y el que mejor te puedo recomendar. Cuando empecé a buscar uno tenía claro que no quería un modelo que tuviera pinta de jaula para animales. Como Noa es mi mascota y no mi captura de un día de safari, en esta selección no encontrarás diseños de plástico rígido.

Incluye una cama extraíble y mullida para tu gato que hará que se sienta un poco más en casa durante el viaje. Este detalle, la buena pinta de esa base fue lo que hizo decantarme por este modelo en concreto, y la verdad es que creo que acerté. Se pliega fácilmente abriendo las cremalleras laterales y se puede guardar en la caja de cartón en la que viene sin mayor dificultad.

El tamaño de las aperturas es perfecto para que tu mascota se asome a ver qué ocurre ahí fuera o que pueda acurrucarse sin que nadie le moleste. Ten en cuenta que modelos más abiertos pueden generar más estrés.

Como detalle, incorpora un cuenco plegable de silicona (suelen costar casi 10 euros), muy necesario en viajes largos y que utilizo también en casa porque se ha convertido en el favorito de la michi.

Lleva bolsillos exteriores, ajustados con un cierre de velcro, en los que puedes guardar un objeto pequeño o la documentación del gato, para que no se pierda.

Para su portabilidad lleva un par de asas superiores de agarre cómodo gracias a un broche y una correa como alternativa para cruzar al hombro, como la bolsa del gym, aunque personalmente no la utilizo porque la gata no va tan cómoda y, a medida que crece, mi hombro se resiente más.

Se recomienda para animales de hasta 7 kg de peso. Si todavía sientes que se te queda pequeño existe un tamaño aún mayor. Volvería a comprarlo.

Ver en Amazon (34 €)

Transportín Piu Pet

PiuPet es un transportín con un diseño cuidado. Con un concepto muy similar al anterior incorpora una cama polar y una especie de persiana superior que se puede cerrar si hace mucho sol o si llueve.

Dispone de cuatro entradas, de las que posiblemente te sobren tres y dos opciones de portabilidad, con correa cruzada o las clásicas asas de mano.

En un lateral encontrarás un bolsillo don portar algo de documentación.

Ver en Amazon (56€)

Transportadora para mascotas Pet Magasin

Con este transportín, te aseguras que va a ser aceptado por las aerolíneas, algo muy importante y que suele dar quebraderos de cabeza a más de uno. Tiene unas medidas de 46 x 29 x 25,4 cm, por lo que se recomienda para pequeños cachorros o para lo que nos interesa, en nuestro caso, los gatos.

Se monta de manera muy sencilla a base de cremalleras, formando un interior seguro, cómodo y perfecto para nuestros gatos. Después del viaje, puedes desmontarlo y guardarlo en cualquier sitio, lo que es una importante ventaja.

Soporta hasta 9 kg de peso, en lo que es otra cuestión a tener en cuenta con nuestra mascota. Aunque, si hablamos de gatos, raramente tendremos ese “problema”.

Ver en Amazon (35€)

Bolsa de transporte Amazon Basics

Amazon basics nos trae otra opción con una estupenda relación calidad precio y con un espacio aceptado por la mayoría de las aerolíneas del mundo. Tiene el espacio suficiente como para ir debajo de uno de los asientos.

Lleva paneles de malla para ventilación y cremalleras en la parte delantera y superior. 

En cuanto al precio y su calidad, es de las mejores opciones. 

Ver en Amazon (22,5€)

BPS Transportín para gatos

Parece una tienda de campaña, pero es un transportín para gatos. Está disponible en varios estampados de colores, entre ellos uno con efecto camuflaje que podría ser en el que me podría llevar a Noa de Vivak. Calidad-precio insuperable.

Ver en Amazon (23€)

Un montón de opciones y para gustos, en algunos modelos además, hay colores.

Arsenio Coto
Arsenio Coto
Especialista en growth, novato de felinos. Escribo para aprender y dar respuesta a los cientos de preguntas que me hago desde que Noa 🐱 forma parte de mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.