Gato British Shorthair

Gato British Shorhair recostado sobre la cama
Gato British Shorhair (Foto de Milada Vigerova)

Hoy vamos a contar la historia de los British Shorthair. Un gato que siempre me ha fascinado por su elegancia. Se dice que sus raíces se remontan a la antigua Roma. Parece que los romanos los llevaron a Gran Bretaña para hacerse cargo de los ratones. A lo largo de los años, estos gatos se mezclaron con los locales y se volvieron más peludos y resistentes a las nuevas condiciones en que les tocaba vivir.

En el siglo XIX, cuando las exposiciones de gatos estaban de moda, estos mininos fueron reconocidos oficialmente como una raza. Desde entonces, los criadores han estado trabajando duro para mantener su aspecto peculiar.

La vida no siempre fue fácil para estos gatos. Las guerras mundiales hicieron peligrar la continuidad de esta raza, pero gracias a algunos cruces estratégicos con los Persas, sobrevivieron y prosperaron. Hoy en día, son conocidos por su aspecto un poco gordito, sus cabezas redondas y esos ojos grandes que los hace tan abrazables.

Características físicas distintivas

El British Shorthair posee una morfología que transmite la solidez y fortaleza, testimonio de su herencia como cazador y protector. Su estructura ósea robusta, complementada por un pecho ancho y hombros fuertes, le otorga una presencia dominante y majestuosa. La cabeza, redonda y de tamaño considerable, está adornada con mejillas prominentes que le dan una expresión amigable y accesible.

Los ojos, grandes y redondos, brillan con tonalidades que varían desde el cobre profundo hasta el oro brillante, añadiendo profundidad y carácter a su ya cautivadora mirada. Sus orejas, aunque no son particularmente grandes, tienen las puntas redondeadas y están bien espaciadas, lo que acentúa aún más la forma redondeada de la cabeza.

Uno de los rasgos más notables del British Shorthair es su pelaje. Corto, denso y exquisitamente suave, ofrece una textura reminiscente de un peluche, invitando a caricias constantes. Como un peluche. Este pelaje se presenta en una impresionante paleta de colores y patrones, que van desde el clásico azul grisáceo hasta una gama que incluye negro, blanco, crema, plata, dorado y varios patrones tabby, lo que demuestra la diversidad y riqueza genética de la raza.

Gato British Shorthair gris y blanco
British Shorthair gris y blanco (Foto de Fuu J)

La cola, proporcional al cuerpo, se caracteriza por su grosor en la base y termina en una punta redondeada, siguiendo la línea de su forma corpulenta. Las patas, de longitud media y con una musculatura bien definida, terminan en patas redondas y firmes, dotando al British Shorthair de una estabilidad y postura impresionantes.

Comportamiento y personalidad del gato British Shorthair

El comportamiento del British es tranquilo, con una personalidad equilibrada, lo que los convierte en un gato ideal para casa. Son conocidos por su naturaleza serena, mostrando afecto sin ser excesivamente demandantes. Aunque disfrutan de la compañía, también valoran su independencia, adaptándose bien a momentos de soledad.

A pesar de su temperamento calmado, son juguetones y, como buen gato, les gusta estimular su instinto cazador. Son especialmente buenos con los niños y pueden convivir armoniosamente con otras mascotas gracias a su paciencia y tolerancia.

Inteligentes y observadores, estos gatos aprecian los desafíos mentales, aunque su curiosidad se manifiesta de manera contemplativa más que activa. Su adaptabilidad a diferentes entornos y situaciones hace que sean aptos tanto para vivir en apartamentos como en casas más grandes, siempre que reciban la atención y el cuidado adecuados.

Cuidados específicos del gato British Shorthair

Son robustos y generalmente saludables, pero pueden ser susceptibles a ciertas condiciones genéticas y patologías habituales. Entre las más comunes se encuentran:

  • Cardiomiopatía hipertrófica: Esta es la forma más común de enfermedad cardíaca en los gatos y afecta con frecuencia al British Shorthair. Esta patología provoca el engrosamiento de las paredes del corazón, lo que puede dificultar el bombeo eficiente de la sangre.
  • Poliquistosis renal: Aunque más asociada con razas como el Persa, algunos British Shorthair pueden heredar esta enfermedad genética, que provoca la formación de quistes en los riñones y puede llevar a insuficiencia renal.
  • Obesidad: Los British Shorthair tienen una tendencia natural al sobrepeso, lo que puede llevar a otras complicaciones de salud, como diabetes y problemas articulares. Mantener una dieta equilibrada y proporcionar ejercicio regular son medidas preventivas clave.

Curiosidades del British Shorthair

El British Shorthair, con su distintivo pelaje y su expresión calmada, ha dejado una marca en el cine y el arte, convirtiéndose en una imagen representativa de elegancia y misterio. Su aparición más emblemática en la cultura popular es, sin duda, como inspiración para el Gato de Cheshire en «Alicia en el País de las Maravillas». Esta conexión ha elevado al British Shorthair a un estatus icónico, trascendiendo el mundo de los amantes de los gatos para convertirse en un símbolo reconocible en diversas formas de expresión artística.

gato cheshire alicia pais maravillas Gato British Shorthair
John Tenniel para Las Aventuras de Alicia en el País de las Maravillas (c. 1890)

En el cine, aunque el British Shorthair no ha sido protagonista de muchas películas, su representación a través del Gato de Cheshire ha capturado la imaginación de audiencias globales, apareciendo en numerosas adaptaciones cinematográficas y animadas de la obra de Lewis Carroll. Estas adaptaciones han retratado al Gato de Cheshire con características que recuerdan a un British Shorthair, incluyendo su corpulencia y su distintiva sonrisa, consolidando su asociación con la raza.

El British Shorthair en datos

OrígenesOriginarios de Gran Bretaña, su desarrollo se remonta a la época romana.
Lugar de procedenciaGran Bretaña.
TamañoMediano a grande.
PesoMachos: 5 – 8 kg; Hembras: 4 – 6 kg.
Esperanza de vida12 – 20 años.
Nivel de energíaModerado.
Nivel de sociabilidadAlto.

Referencias

  1. «British Shorthair Standard» (pdf). Cat Fanciers’ Association.
  2. «British Shorthair Breed». The International Cat Association (TICA).
  3. «British Shorthair». Purina.
Arsenio Coto
Arsenio Coto
Especialista en Growth, aprendiz de gatos. Poco a poco formándome como especialista en comportamiento felino con varios cursos. Escribo para aprender y dar respuesta a los cientos de preguntas que me hago desde que Noa 🐱 y Flea 🐱 llegaron a mi vida.